¿Hay diferencias entre los candidatos?

Respuesta a los compañeros/as progresistas del Frente para la Victoria

Escribe Isaac Rudnik.

“Quiero orden en las calles, no más cortes de calle, de avenidas, no joderle la vida la gente…”

Daniel Scioli. Reportaje en Canal 13 8/11/2015.

“La policía de la Provincia de Buenos Aires debe tener todo nuestro respaldo…dándole elementos para la lucha contra el narcotráfico. Con Alejandro Granados ha tenido una gran mejora, creció hasta tener ahora 91.000 efectivos…han hecho un gran esfuerzo…los jefes de la bonaerense han hecho su carrera policial dentro de la democracia”.

Cristian Ritondo. Próximo Ministro de Seguridad de M. E. Vidal. Reportaje en Animales Sueltos. 9/11/2015.

“Mauricio Macri respaldó protesta del campo y prometió retenciones cero para el maíz, el trigo y el girasol, y rebaja gradual para la soja”.

Diario La Nación. 15/10/2015

“Vamos a eliminar todas las retenciones, excepto a la soja, a la que le bajaremos diez puntos”

Miguel Bein, vocero económico de Scioli. Reportaje en Animales Sueltos. 8/11/2015.

“Llamar a votar en blanco es un voto gorila…si no encuentran diferencias entre Scioli y Macri tendrán que revisar sus esquemas de análisis de la realidad…”

Jorge Taiana. Ambito.com. 8/11/2015

“…revisar minuciosamente los archivos de Scioli, para comprender que los dos candidatos no son lo mismo y que votar en blanco implica apoyar concretamente a Macri…”

Norberto Galasso. Tiempo Argentino. 10/10/2015

“…que Scioli logre aventajar a las nuevas derechas que se dirigen hacia el imán de Macri, revelará que sigue vigente una diferencia…”

Hay diferencias. Horacio González. Página 12. 8/11/2015

En la vorágine de la campaña electoral que nos lleva directamente al balotaje del próximo 22 de noviembre, los dos candidatos y sus respectivos voceros se van corriendo a posiciones cada vez parecidas. Es obvio que a esta altura de los acontecimientos hay pocos o ningún error involuntario en las declaraciones que hacen. Un ejército de asesores y encuestadores van aconsejando cada día sucesivas correcciones y precisiones para los diferentes discursos.

En sentido inverso, ustedes compañeros, que representan a los sectores más progresistas del Frente para la Victoria, hacen un enorme esfuerzo por encontrar diferencias entre los dos presidenciables.

Es una lectura legítima de esta realidad nacional tan complicada, que por estos días nos toca transitar; y desde esa visión tomaron la decisión de militar por el voto a Daniel Scioli. Hemos transitado muchos caminos juntos, y otras veces, como ahora, tomamos por senderos diferentes, unos y otros convencidos de que marchamos hacia el mismo norte.

Sufrimos la cárcel y las persecuciones durante la dictadura, fuimos parte de la resistencia al menemismo, compartimos la gestión de los primeros años del gobierno kirchnerista. Desde hace un tiempo estamos separados por ideas distintas sobre cómo hay que actuar en esta etapa. No creemos que ustedes sean gorilas ni traidores, ni nada parecido.

Lo hemos dicho muchas veces: no vivimos atados a ningún esquema preconcebido ni protocolo teórico que guía nuestras acciones. No buscamos encontrar dónde está la Unión Democrática y dónde y cómo hay que conformar el Frente de Liberación Nacional. Tampoco intentamos descifrar dónde anida agazapada la oligarquía y dónde están organizados los gérmenes de la vanguardia obrera revolucionaria, para intentar insertarnos allí. No estamos calculando cuan cerca o lejos nos encontramos de la supuesta inevitable crisis del capitalismo argentino que nos pondrá en el umbral de la revolución.

Simplemente estamos conviviendo con la existencia de más de un cuarto de los argentinos bajo la línea de pobreza; con una clase política enriquecida a fuerza de corrupción y negociados, integrada por la inmensa mayoría de la dirigencia de los dos espacios que confrontarán el 22 de noviembre; seguimos sufriendo la degradación del medio ambiente consecuencia del saqueo de nuestros recursos naturales; vemos que los principales resortes de nuestra economía lejos de haber sido recuperados de la entrega de los 90, se han extranjerizado más en la última década.

Con algunas discrepancias de grado, creo que Ustedes no niegan estos hechos, como nosotros no negamos los derechos reconquistados por parte de los sectores populares durante este mismo período.

La divergencia que tenemos desde hace rato, es que Ustedes continúan pensando que este proyecto seguirá avanzando en dirección de resolver las inequidades, de construir instituciones cada vez más democráticas y representativas, de terminar con la corrupción y los negociados, y de enfrentar al crecimiento del narcotráfico que no ha dejado de desarrollarse en los últimos años.

Y nosotros pensamos que este modelo está estancado y retrocediendo. Que si el kirchnerismo no pudo con estos problemas en esta década larga que tuvo el gobierno, nada indica que ahora sí podrá enfrentarlos con éxito.

Permítannos decirles -con todo el respeto que tenemos por Ustedes- que esta convicción negativa se fortaleció, desde que su candidato presidencial es Daniel Scioli.

Y no nos vengan con la zoncera que eso es favorecer a la derecha de Macri porque al candidato de Ustedes no lo elegimos nosotros.