Marchar el 8M es marchar por el Aborto legal, porque la calle se impuso a la política

Nota reproducida del sitio http://www.cadh.org.ar

Desde la CADH- Coordinadora argentina por los derechos humanos- nos sumamos al día de lucha más importante que tenemos las mujeres.

Su origen, data de la masacre del 25 de Marzo de 1911 cuando en una fábrica de camisas de Nueva York, 146 obreras textiles  asesinadas por un patrón criminal que no quería reconocer las 8 horas para las obreras, como ya era reconocido para los varones, el camino de lucha se fue reforzando con la indignación y la solidaridad internacional para con las víctimas y sus compañeras sobrevivientes, las cuales no bajaron los brazos y lograron lo que parecía imposible: organizarse y vencer.

Esta vez nos sentimos vigorizadas por la oportunidad política inédita que se abre ante nosotras, y que nosotras mismas incansablemente hemos generado. Se trata de que se va a habilitar en el Congreso el tratamiento el proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo. Y la verdad, es que no es nada poco, y nos alegramos que después de 12 años se habilite el tratamiento del proyecto de ley con mayor cantidad de firmas en la Cámara de Diputados , 71 firmantes ya cuenta.

Como muchas creemos que no puede pensarse que sólo es oportunismo político que el tema del aborto se instale publica y abiertamente, porque si llegó fue gracias a la lucha incesante que desde el movimiento de mujeres venimos dando desde el regreso de la democracia por el reconocimiento de la autonomía de los cuerpos de las mujeres.

Debatir sobre la interrupción voluntaria del embarazo implica discutir políticas públicas de sanidad, implica los y las representantes de esa sociedad recepten seriamente el tema.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito tiene un sabio lema: “Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”. Por eso exigimos la legalización del aborto ya que las mujeres abortan, aunque esté prohibido y la inseguridad que deviene de la clandestinidad de la práctica hace que las mujeres, principalmente las más vulneradas socioeconómicamente, mueran en el intento.

No es inútil recordarlo una vez más: en Argentina se realizan cerca de 500.000 abortos anuales conforme datos del Ministerio de Salud y 100 mujeres al año mueren por abortar de manera insegura. La legalización de la interrupción voluntaria del embarazo sólo haría que se reduzca la mortalidad de mujeres gestantes por causas evitables como el aborto clandestino, que así sucedió en todos aquellos países donde el aborto se encuentra legalizado.

Por esto y mucho más en el 8M, fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el reclamo principal estará teñido de verde, para la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

El Siglo XXI indudablemente es el siglo de victorias por las reivindicaciones de las mujeres, lo cual representará un gran progreso en la lucha por las reivindicaciones de todos los pueblos del mundo. Las mujeres tenemos muchas razones por las cuales parar y marchar éste 8M, queremos igualdad, queremos ser libres, queremos vivir una vida sin violencia, queremos que el aborto sea LEGAL, SEGURO Y GRATUITO.

 

DRA. JULIETA DELPECH, Abogada, especialista en género.

Directora del área de género de la CADH.

Imagen: http://www.diariocontexto.com.ar